¿Sabes qué obstáculos pueden encontrar los emprendedores al crear?

+ ¿Sabes qué obstáculos pueden encontrar los emprendedores al crear?

Emprendimiento - Punto Estratégico

Cuando nos embarcamos en la emocionante idea de emprender e iniciar nuestra propia fuente de trabajo, aunque tenemos las ilusiones por el cielo, nos encontramos con una serie de obstáculos que, en su mayoría, nos hacen desistir un poco o por lo menos deshacer los altos niveles de esperanza antes de continuar con nuestra iniciativa.

En esta ocasión podemos mencionar unas (pocas) barreras que podrían ser consideradas como las principales; y a su vez, algunas claves con las que pueden ser superadas. Podría pensar que todos hemos pasado por esas situaciones, vemos la oportunidad de un negocio, un mejor estilo de vida, una fuente de ingreso diferente, etc. unos en menor medida que otros, eso dependiendo de las condiciones sociales, culturales o hasta económicas en las que nos encontremos y por supuesto en las que se encuentre nuestro entorno.

1. Barreras Culturales

A pesar que somos nosotros los que estamos intentando iniciar un emprendimiento, las personas que nos rodean influyen positiva o negativamente y esto está directamente relacionado con sus pensamientos, formas de ver la vida (actitud), y hasta valores. La sociedad en la que nos desarrollamos actualmente (lastimosamente) ha aumentado en temas de paradigmas y temores, entonces las personas se inclinan más por buscar un ‘empleo que brinde seguridad y estabilidad’. Por otro lado, existe una percepción negativa (o hasta errónea) de la sociedad frente al tema del fracaso. Juzgamos y rechazamos cuando una idea de negocio o de emprendimiento no funciona, cuando ese debería ser el ciclo de la vida; cuando estamos niños nos enseñan que si nos caemos nos levantemos sin llorar, sin embargo, tratamos de evitar el simple hecho de equivocarnos (lo cual obviamente es natural de los seres humanos) con tal de no sentirnos objetados. Lo que muy poca gente considera, es que el fracaso es el camino al éxito. Entonces, pensemos como podemos trabajar en contra de estos obstáculos culturales. Lo inicial, (y más importante) es concientizarnos que estos impedimentos están únicamente en nuestra mente. Para contrarrestarlo es necesario darle la vuelta a la forma como vemos la vida y los pensamientos que tenemos con respecto a ella. Nadie más que nosotros somos capaces de despertar y desarrollar al 100% los emprendedores que guardamos dentro.

Si comenzamos a ver oportunidades donde otros solo ven oscuridad, trabajamos con entusiasmo y confianza en nuestras metas, nos enfocamos más en lo que necesitamos que en lo que nos critican, sabremos que estamos listos para dar el segundo paso y muy probablemente será exitosamente gratificante.

2. Barreras Educativas

A lo largo de la vida, desarrollamos –todos de diferente manera- habilidades, competencias y conocimientos básicos, que si bien son indispensables, trabajar en ellos desde el enfoque emprendedor, depende únicamente de nosotros. Esto se convierte en una pequeña dificultad para emprender, porque nadie nos enseña directamente cómo debe hacerse. Los colegios no incluyen eso en sus planes de estudio. Estas habilidades están relacionadas con el liderazgo, el trabajo en equipo, la buena comunicación, etc. Son cualidades que (quizá) vienen innatas en nuestro ser, no obstante, debemos desarrollarlas de manera adecuada, en el camino del emprendimiento, y esto sólo se consigue asumiendo riesgos, yendo hacia lo desconocido y olvidándonos de ver el fracaso como algo imposible.

De igual manera, según el tipo de proyecto que deseas iniciar, (es probable) requieras aprender de algo en específico –en caso que no sea tu profesión o a lo que te has dedicado siempre- una técnica, un proceso, la forma de entender al público al que estará dirigido tu emprendimiento, en fin.

Ahora bien, las soluciones contra esta barrera, están al alcance de todos. Lo inicial es identificar cuales son esos conocimientos que nos hacen falta o que tenemos que mejorar. Una vez hecho esto, buscamos los medios para trabajar en eso, puede ser por medio de capacitaciones virtuales (gratuitas o pagas), cursos que te ayuden con facultades empresariales, secciones para emprendedores, etc. De todos modos, recuerda que muchas de las cualidades se aprenden a través de la experiencia; entonces toca que vayas caminando de la mano de tus miedos.

3. Barreras Administrativas

Aunque este aspecto es un poco más complicado, pues entran condiciones externas a nosotros, no es imposible, principalmente porque existen en el mercado muchas empresas dedicadas al apoyo de emprendedores, con conocimientos, técnicas y disposición. Algunas personas piensan que emprender significa cantidades exuberantes de dinero, pero existen (hablando de Colombia) algunas facilidades y apoyos en cuanto a trámites, impuestos y aportes económico para nuevas empresas –teniendo en cuenta condiciones y términos-.

Pasamos luego a lo vital, ¿es posible superar estos obstáculos? La respuesta, como a todo lo anterior es: si se puede. Es importante conocer a fondo las leyes que nos apoyan en este paso; normas que rigen y controlan la creación de empresas, con las cuales podemos aprovechar beneficios que brindan en nuestro país. Desconocer las leyes no nos exime de cumplirlas. En este paso es muy recomendable asesorarnos con personas expertas en el tema. Muy a pesar de tener conocimientos en leyes, siempre es bueno buscar el visto bueno de un tercero.

4. Barreras Económicas

Supongo que no hay que explicar mucho a qué nos referimos en esta parte. Lo primero que pensamos cuando hablamos de negocios (nuevos o tradicionales) es en el dinero, capital, ganancia, ¿de donde obtendremos los recursos?, ¿con qué recursos cuento?, las prioridades a las cuáles se van a destinar los recursos, etc. Pero, es importante que no se vea el dinero como el elemento fundamental o el único elemento por el cual preocuparnos, porque no se categoriza ningún elemento por encima del otro, todos los elementos son importantes y se debe trabajar en igual medida para obtener los resultados que buscamos.

Hablemos de la posible solución a esta barrera, existen diversas formas de financiación para la creación de una empresa (bussines angels, programas de apoyo gubernamentales, crowdfunding, convocatorias, etc) Solo tenemos que conocerlas, evaluarlas y adaptarnos a la que sea mas conveniente para el proyecto que queremos emprender. De igual forma, si cuentas con recursos propios, sería bueno que te asesores con personas que evalúan riesgos con respecto a inversiones, con el fin de no destinar todos tus ahorros de manera irresponsable y la solución sea más perjudicial que la idea de emprender.

Por último, ten en cuenta que todas estas recomendaciones van de la mano de ti y tus ganas, solo tu sabes que tanto puedes hacer para conseguir lo que te propones. Existirán otros obstáculos, mayores o menores de los mencionados aquí, sin embargo en la marcha se resuelven situaciones de las cuales no nos creíamos capaces. Explora todas las opciones que tengas y prepárate para emprender de una manera muy innovadora.

Por: Carilin Consuegra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *